Algo se muere en el alma…

Una mañana de hace 10 años, mientras yo miraba alguna chorrada en la televisión y mi perro jugueteaba por la alfombra, apareció de improviso un pequeño pájaro amarillo jaspeado que entró volando por la puerta de la terraza y se posó encima de la mesa. Cuando lo vi allí parado, después del susto inicial, me di cuenta de que era un canario. Como no quería que se asustará, me levanté corriendo a cerrar la puerta y rápidamente vi como mi perro se tiraba detrás a intentar cogerlo, así que lo agarré, le pegué un grito a mi madre y me llevé al perro a la cocina para que no molestara. Mientras, mi madre, con mucha maña, logró coger a aquel canario extraviado, que debió haberse escapado de alguna otra casa. Fue gracioso que lograra llegar volando no precisamente a cualquier casa, sino a la mia, donde, curiosamente, ya teníamos dos periquitos, y ¡oh casualidad!, también una jaula extra vacía. Asi que viendo que no íbamos a saber de quién era aquel pajarillo y que no lo podíamos dejar libre porque se moriría si lo hacíamos, lo adoptamos.

Aquel episodio fue lo más raro que me ha pasado nunca. Que el canario apareciera así de la nada todavía me sigue mosqueando un poco pero bueno. Lo cierto es que en mi casa siempre hemos tenido muchos pájaros, hemos tenido mascotas variadas, pero sobre todo muchos pájaros. El problema es que siempre por una cosa o por otra nos duraban poco, o se ponían enfermos, o se intoxicaban con algo… En fin, que parecía que teníamos gafe. Pero con éste ha sido distinto. Después de casi 10 años con nosotros hoy nos ha dejado. Por suerte ha logrado llegar a viejito, donde ha tenido los achaques propios de la edad, y después, sin hacer ruido, se ha ido.

Me encantan los animales, siempre me han gustado, pero tengo que reconocer que este canario había días que me ponía un poco de los nervios porque era de los que no paraba de cantar, de hecho, cuando poníamos un rato la tele de la cocina o nos poníamos a hablar unos con otros durante la comida el pájaro empezaba a cantar cada vez más alto, hasta que llegaba un punto en el que sólo le escuchábamos a él. Pero también es verdad que muchas veces verle tan contento te alegraba el día a ti, era una especie de quid pro quo, la familia le alimentaba el cuerpecillo y él nos alimentaba a nosotros el alma. No sé. Es difícil de explicar lo que te da una mascota, el cariño y la compañía impagable que te ofrecen, y es cuando se muere cuando te das cuenta de lo vacía que se queda la casa.

Cuando hace ya siete u ocho años murió mi perro (muy joven) por enfermedad, lloré, y lloré porque para mí fue el mejor amigo que pude haber tenido, gracias a él tiré para adelante cuando peor lo pasaba y hoy he llegado a donde estoy. Parecerá exagerado que diga esto, pero quien no haya compartido su vida con una mascota así no lo entenderá jamás. En este caso, la compañía del pájaro ha sido distinta, más de alivio y compañía en segundo plano, de saber que hay algo que te hace sentir mejor pero en lo que muchas veces no reparas. Este último tiempo, cuando ya estaba pachuchillo y se pasaba el tiempo dormitando me ha hecho sentirme culpable por no haberle hecho más caso cuando tuve oportunidad (la verdad es que nunca estuve muy pendiente de él, de vez en cuando me paraba a echarle un ojo, él me piaba, yo acercaba el dedo, él me picoteaba, y nuestra relación finalizaba ahí. En el fondo era buen chico, ya lo sé, lo nuestro era una relación de amor-odio). Pero bueno, ahora que ya le llegó su momento, ojalá que descanse en paz allí donde quiera que esté. Seguro que estará con mi pareja de periquitos que murieron ya hace años, primero ella, de enfermedad, y al poco tiempo él de pena al morir ella. Aysss, lo que puede llegar a hacer el amor…

Anuncios

Publicado el mayo 30, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: